Tutorial: Mejorar rendimiento de nuestro ordenador

disco duro

Con los discos duros sólidos (SSD) no es necesaria esta optimización que vamos a plantear ya que el acceso no tiene retardo por giro del disco. Sin embargo en los discos duros magnéticos al ir girando sí que veran mejorado su rendimiento con lo que vamos a plantear.

Explicación de la memoria RAM y SWAP

Windows cada vez que abrimos un programa lo lee de disco duro y lo mete en memoria RAM. Puede llegar un momento que si abrimos muchos programas o si alguno de ellos necesita mucha memoria, que se nos acabe la memoria RAM. En el momento en que la memoria RAM se acaba el sistema operativo hace uso de la memoria SWAP (o memoria de intercambio). La memoria SWAP no es memoria real, es un espacio del disco duro que se emplea para simular memoria RAM. El problema es que al usar el disco duro tenemos las limitaciones de éste: tiempo de latencia debido al giro del disco duro, tiempo de búsqueda, etc. El tiempo de latencia aumenta si el disco duro está fragmentado con lo cual el rendimiento de la memoria SWAP decrece.

¿Cómo mejorar el rendimiento del PC?

Para mejorar el rendimiento vamos a intentar que la memoria SWAP no esté fragmentada, de esta forma el acceso a ella mejorará. Aunque siempre es mejor cambiar el disco duro por uno SSD para de esta forma dejar la latencia a 0. Como suponemos que no dispones de un disco duro SSD comencemos a mejorar tu viejo dusco duro magnético:

  1. Eliminamos la memoria Swap: Panel de Control-> Sistema y seguridad->Sistema->Configuración Avanzada de sistema->Opciones de rendimiento->Opciones Avanzadas->Memoria Virtual->Cambiar. Aquí desmarcamos la casilla de Administrar automáticamente la memoria virtual y luego marcamos "Sin archivo de paginación"
  2. Reiniciamos para que surta efecto la eliminacion del swap
  3. Defragmentamos el disco duro: Mi PC->Boton derecho C:->Propiedades->Herramientas->Defragmentar
  4. Volvemos a poner la memoria SWAP: Esta vez en lugar de quitarla pondremos "Tamaño Personalizado". Escogeremos como tamaño inicial y como tamaño máximo el mismo, por ejemplo 4096. De esta forma la memoria SWAP tendrá siempre el mismo tamaño y no se fragmentará.
  5. Reiniciamos

Con estos pasos ya tendremos una memoria SWAP fija sin fragmentación y un poco más rápida que antes ya que evitaremos que las agujas del disco duro vayan de una zona a otra

Aunque nosotros mejor que todo esto, os recomenamos que cambiéis vuestro disco por un disco SSD (disco de memoria sólida)

Votos totales: 214