Retención en aeropuerto de EEUU

https://www.flickr.com/photos/daquellamanera/6144306403/in/photolist-4kpVCp-4rNFu-2AoWBV-2AoT5n-dfYuZd-iZENF-amXbei-dfYv39-8yATuN-7knr7F-8Hn4ox-7iYR7i-risMh-59o7ev-risTX-9M8kHn-7v42P4-aW3acz-aUDHpi-aW31Sk-aW34qt-aUDCDV-aW2WyK-aW2YMM-aW35Y6-7krkyS-aUCBvn-aUDESg-aUCGuk-aUDKHZ-aW34ga-aUDN7k-aUCE86-dfZtSC-aUCyJT-aUCoQn-dfZzJo-aUCJP4-L15soj-dfZzDf-bYoUbE-ga2s1-4CmJpq-aUCkBa-aUCfR2-aUC8oi-c2iFG3-c2iFcu-c2jA5w-aUCbrt

Hace ya bastantes años (un poco después del 11S) tuve una experiencia surrealista en el aeropuerto de Miami. Sufrí algo bastante traumático que marcaría mi relación posterior con EEUU y la verdad es que la recuerdo como si fuera ayer.

Volvía de viaje de Perú a Madrid, como el billete era muy caro cogí uno con varias escalas que duraba (creo recordar) 32 horas. Perú -> Miami -> Londres -> Madrid. El viaje de ida había ido normal, pero a la vuelta, en el aeropuerto de Miami tenía una escala que duraba "solo" 6 horas. Al bajar del avión tuvimos mogollón de controles de seguridad, llevaba unos carretes fotográficos en el bolsillo y los pasaron con una máquina que según me dijeron era para mirar si había explosivos. Los carretes los llevaba en el bolsillo para evitar pasarlos por los rayos X pero me sirvió de poco. Tras todos esos controles nos ponían en una especie de mostrador donde la gente iba entregando pasaportes y te revisaban el equipaje de mano. Se llevaron mi pasaporte mientras yo esperaba durante 30 minutos en el mostrador ya preocupado, mientras el resto de personas iban pasando y se iban yendo. En esto que llegó un italiano, se puso a mi lado y al abrirle la mochila le sacan una bolsa transparente llena de una especie de polvo blanco (debía haber como medio kilo o más). El operario de seguridad cogió la bolsa y se la llevó corriendo y asustado.

Yo pensé: "joder, yo no he hecho nada malo y llevo 30 minutos, este con cocaína se va a enterar, va a Guantánamo directamente".

Al poco vuelve el operario y le pregunta en inglés que qué es ese polvo blanco. El italiano le responde algo ininteligible para mí y el operario le dice que todo ok, que se puede ir. ¡¡¡WTF!!!! Pienso yo.

Cuando veo a lo lejos al que se llevó mi pasaporte le digo en mi "perfecto" inglés: "Is there any problem?" y me responde con un grito: "Not!,YET!!!!". Tras eso me callo como una tumba.

Así aguanto más de una hora (mi trasbordo era de 6 horas, así que me quedaban 5 para la salida del avión). Se me acerca el tío (rubio, grandote) junto con otros 3 (una cubana chiquitita, uno grandote y el otro que no me acuerdo) y me dicen que los acompañe. Me rodean entre los 4 (uno delante, otro detrás y los otros a los lados) y me acompañan "amablemente" a una sala. En el camino, si me despisto un poco, no dudan en empujarme para que no me desvíe ni un centímetro. Ahí ya mis nervios suben como la espuma. No sé qué quieren de mi, no soy terrorista, no llevo drogas... En la sala me hacen sacar mis pertenencias (cartera, mochila, dinero, Discman MP3, etc) yo comienzo a pensar que me van a robar, así que procuro no quitar la vista de mis cosas. Comienzan a hacerme preguntas (en inglés por supuesto).

Recuerdo que he dicho que había una cubana, pensaréis: ¿y por qué no te hablaba en español?, pues eso pensé yo, pero luego llegaré a ese punto.

La cubana me preguntaba cosas (en inglés) y se las repetía a uno de los otros que estaba un poco apartado de nosotros en inglés (a 1 metro y medio) y debe ser que era sordo porque la situación era absurda ya que podía escuchar lo que hablábamos.

Me preguntaba cosas como estas y yo respondía como podía (las pongo en español, pero toda la conversación era en inglés):

Cubana: - ¿De donde eres?

Yo: De españa Cubana: Los españoles cruzáis la frontera para robar trabajo a los estadounidenses

Yo: Pero España no tiene frontera con EEUU....

Cubana: ¡¡Cállate!! ¿En qué trabajas?

Yo: Estoy estudiando

Cubana: ¿Cómo has pagado el billete?

Yo: Con dinero ahorrado

Cubana: ¡Pero si estás estudiando!

Yo: Pero tengo dinero de....

Cubana: ¡Cállate!

Entre medias, cada frase mía se la repetia al colega como comentaba antes y pero lo hacía cambiando cosas por cosas falsas. La primera vez que lo hizo le dije que yo no había dicho eso y su respuesta fue... adivinad: "¡CALLATE que tu no sabes inglés!" Así que no volví a quejarme de sus "repeticiones"

Me preguntó por la factura de mi billete (la llevaba en la mochila) y por el simbolo del € que no sabía qué era. Respondí a todas las preguntas. Una de las veces entró en la sala otro cubano y se puso a hablar con la chica en ESPAÑOL, yo pensé: "Hija de puta, llevamos mas de una hora hablando en ingles con lo que me cuesta y eres de cuba!!!", pero obviamente no dije nada porque estaba acojonado.

Mientras toda esta conversación jugueteaban con mi Discman MP3, mi cartera, mi DNI... etc, poniéndome aún más nervioso.

De vez en cuando se iban, me dejaban mas o menos solo (siempre alguien pero no me hablaba). Y así pasó el tiempo, yo ya estaba sudando y muy nervioso. La cubana me puso la mano en el pecho (supongo que para mirar si me estallaba el corazón) y me dijo:

Cubana: ¿Estás nervioso?

Yo: Si, claro

Cubana: ¿Por qué?

Yo: Porque llevo aquí varias horas, no sé el motivo y voy a perder mi avión.

Cubana: Estás aquí por si llevas drogas

Yo: No llevo, lo habéis visto en mis cosas

Cubana: Drogas en tu interior

(En ese momento me tranquilicé bastante porque sabía que no llevaba drogas)

Cubana: Te vamos a hacer una prueba médica que tienes que firmar y si sale bien te puedes ir.

En seguida me trajo un papel cuyo contenido resumiré (no me dieron copia): "Vamos a hacerle una prueba médica que es peligrosa para su salud para saber si lleva droga en su interior, exime de responsabilidad por las consecuencias de la prueba al gobierno de EEUU." Evidentemente firmé, ¡vamos que firmé! A pesar de que la prueba era peligrosa, pero yo quería irme a casa y no perder el avión. En ese momento pensé: Que me hagan una radiografía, un tacto rectal o lo que sea, pero que me dejen ir!

Nada más firmar, me dijeron que pasara por una puerta donde me harían la prueba. En esa puerta había un mostrador, le dije a la chica que donde me hacían la prueba y me dijo que podía irme ya. Me entregó un papel que me hubiera gustado conservar pero en alguna de las mudanzas se me perdió. Decía los derechos que tenía:

- Al ser extranjero no tenía derecho en suelo de EEUU

- Podían retenerme hasta 4 días sin hacer llamadas

- Algunas perlas más que no recuerdo.

A todo esto, mientras salía miré el reloj y mi avión estaba a punto de salir... me habían hecho perder casi 6 horas los muy h.... Así que le pregunté a una azafata como llegar, me explicó y me dijo : "RUN!!!!" Corrí, corrí y corrí, llegué al avión y volví a casa (previo paso por Londres y un trasbordo de no sé cuantas horas).

Al llegar a Madrid, habían puesto una etiqueta roja en mi maleta indicando que me habían abierto la maleta (sin estar yo). Posteriormente me he enterado de que eso es ilegal en Europa, si te abren la maleta tienes que estar delante, pero claro, en EEUU somos ciudadanos de segunda que vamos a robar su trabajo. Al llegar a casa, mi maleta estaba totalmente revuelta y me arrepentí de no haber puesto ninguna reclamación pero claro, después de mas de 30 horas de viaje... lo único que tenía ganas era de meterme en la cama.

Colofón: Cuando iba en el avión de Miami a Londres, la chica del asiento de al lado saca un cuchillo y se pone a pelar una manzana. Yo lo flipo (después de lo que me había pasado a mi ver un cuchillo en cabina es de traca) y le pregunto como ha podido pasar el cuchillo. Me dice que lo ha llevado en varios vuelos que ha hecho en su viaje y que no ha tenido ningún problema. WTF!!!!