Análisis Xiaomi Mi Band 2

xiaomi mi band 2

Dos meses después de haber comprado la Xiaomi Mi Band 2 creo que ya puedo hacer un análisis con las características, utilidades y defectos de la pulsera. 

¿Por qué me compre la Xiaomi Mi Band 2?

Decidí comprarme la pulsera principalmente porque suelo tener problemas de sueño y quería conocer si mi sensación de que duermo poco es real o era una sensación falsa. Cuando recibí la Xiaomi Mi Band 2 no pude esperar a cargarla para probarla. 

Uso de la Xiaomi Mi Band 2

Lo primero que descubrí es que la batería de la Xiaomi Mi Band 2 a pesar de no haberla cargado al recibirla (estaba al 50% aproximadamente) me duró unos 15 dias, con lo cual creo que la batería tiene una duración correcta. Cuando posteriormente he cargado la pulsera la batería viene a durar casi un mes, lo cual para mi es suficiente. Con respecto a la carga tiene un punto negativo y es que necesita un adaptador específico que debemos conectar para cargarla, si lo perdemos o no lo tenemos a mano no podremos cargar la banda.

Para disfrutar de la Xiaomi Mi Band 2 es totalmente imprescindible usar la aplicación oficial MiFit para Android, para iOs tendriais que descargar la app en el market. El uso de la app le falta un poco de buen "user experience" ya que cuesta encontrar las opciones. La traducción al español es un poco rara. Pero salvo estos dos detalles funciona de maravilla.

Mide el sueño con bastante precisión, muy de vez en cuando se equivoca aunque en mi caso en 2 meses de uso podría decir que sólo 2 días no me cuadra el sueño marcado con lo que realmente he dormido. Te indica el sueño profundo, el tiempo que permanecemos despierto y el sueño ligero entre otras cosas. Por ejemplo, si en media noche me despierto a ver la televisión una hora es capaz de detectar que nos hemos despertado.

Para gestionar todo esto es importante que cada varios días sincronicemos la pulsera con el móvil ya que la banda no tiene memoria para guardar muchos datos.

Además de para controlar el sueño sirve para medir las pulsaciones, tiene unos sensores y funciona bastante bien. Al disponer de un único botón, su uso es muy sencillo, controlándose la mayoría de las funciones desde el móvil.

Tiene multitud de correas de distintos colores y materiales fácilmente intercambiables. 

Como punto negativo, aunque lógico, mencionar que la pantalla es de plástico y se araña fácilmente, con lo cual merece la pena comprar un protector para evitar arañazos.

Ah! Se me olvidaba decir que la función principal de la Xiaomi Mi Band 2 que es la de contar pasos la hace bastante bien, se equivoca poco por no decir nada, hemos probado a intentar engañar a la pulsera simulando andar y no lo hemos conseguido, solo cuenta pasos cuando andamos o corremos. Lo hemos probado incluso con las manos en los bolsillos y la cuenta es correcta.

Conclusión de la Xiaomi Mi Band 2

Anteriormente a esta pulsera probé otra sin marca y la verdad es que fue tirar el dinero. Con la Xiaomi Mi Band 2 puedo decir que estoy muy, pero que muy contento y que no me la quito ni para ducharme, que por cierto, avisaros de que es resistente al agua de la ducha (a la piscina no creo). 

En una frase: Merece la pena comprar una Xiaomi Mi Band 2

Votos totales: 45